Aceite de coco para cocinar

Cocinar con aceite de coco es una excelente opción, vamos a descubrir por qué.

Por su composición

El aceite de coco contiene un gran porcentaje de grasas saturadas, alrededor del 90%, pero no son unas grasas saturadas cualquiera. Está formado entre un 60 y 70% por los triglicéridos de cadena media (MCT), un tipo de grasa altamente saludable y a la que se asocian numerosos beneficios.

Aceite de coco para cocinar

¿Por que son tan especiales los triglicéridos medios del aceite de coco?

Las grasas normalmente deben ser disueltas en el intestino y refabricadas para poder ser transportadas por la sangre. Ésto no sucede con los MCT que son asimilados rápidamente y usados como energía.

  • Son un tipo de grasa difícil de encontrar en otros alimentos.
  • Pasan directamente del intestino al hígado y se utilizan rápidamente como energía.
  • Promueven la producción de cuerpos cetónicos.
  • Promueven la pérdida de peso

Es decir, un tipo de grasa que tu cuerpo prefiere usar directamente en lugar de acumularla.

Por que no se oxida fácilmente

Los aceites cuando humean empiezan a desprender varias sustancias, entre ellas la cancerígena acroleína y radicales libres que dañan nuestras células envejeciéndolas e incluso rompiendo las membranas celulares. Por este motivo dejar que el aceite humee o reusar aceites no es nada aconsejable.

Sin embargo, el aceite de coco posee un alto punto de humeo. Concretamente 180º en el virgen y 230º en el refinado.

El aceite de coco posee un alto punto de humeo, un 180º en el virgen y 230º en el refinado.

La gran cantidad de ácido láurico encontrado en este aceite hace que a temperatura ambiente el aceite de coco tenga una consistencia sólida y además hace que no se oxide fácilmente [1][2]. ¿Qué queremos decir con todo esto?. Pues que el aceite de coco es ideal para cocinar ya que puede soportar altas temperaturas sin degradarse.

Como dato curioso podemos destacar que este ácido láurico también se encuentra en la leche materna. Diversos estudios [3] han destacado su uso en recién nacidos para tratar las carencias nutricionales.

El aceite de oliva es otra buena opción, pues su alto contenido en antioxidantes hace que soporte más calor [4][5] que los aceites poliinsaturados como el de girasol, maíz o soja. Es muy común usar estos aceites vegetales para freír a pesar de que no son nada aconsejables ya que aguantan muy mal las altas temperaturas y se degradan fácilmente haciéndose nocivos para tu salud.

Tipos de aceites de coco

Hay que diferenciar varios tipos de aceite de coco:

  • El aceite de coco virgen: Es procesado suavemente sin llegar a altas temperaturas (prensado en frío).
  • El aceite de coco refinado: Al llegar a altas temperaturas puede ocasionar la pérdida de antioxidantes. Este tipo de aceite no ofrece todos los beneficios del aceite de coco virgen, pero puede ser una buena opción para freír por su mayor resistencia a la temperatura.

Aceites de coco vs otros aceites

En nuestra cultura suena raro el uso de este aceite en la cocina, pues el aceite de oliva está involucrado en nuestra dieta desde siempre. En España no abundan los cocos pero en otros países su alimentación se basa en esta fruta.

Aceites de coco vs otros aceites

A pesar de que las dietas en estas poblaciones son altas en grasas saturadas sus niveles de colesterol y el azúcar son bajos. Nuestra sociedad tiene asociado por completo que una alimentación alta en grasas sube el colesterol y provoca enfermedades cardiovasculares y coronarias, pero cada vez más estudios demuestran lo contrario [6][7]. No obstante, hay que señalar que estas poblaciones mantienen un estilo de vida saludable comiendo mariscos, frutas y sobre todo alimentos no procesados.

▷ Conclusión:

  • El aceite de coco es un aceite muy saludable y recomendable en tu cocina estando asociado a numerosos beneficios.
  • Puedes usar aceite de coco y aceite de oliva en tu cocina sin problema, siempre en cantidades no abusivas.
  • Evita aceites refinados de semillas, como el de girasol, soja o de maiz, asi como cualquier producto preelaborado con estos aceites. Se degradan fácilmente con la temperatura y contribuyen, además, al desbalance omega 3 y 6 promoviendo la inflamación.
  • Incluye en tu alimentación alimentos reales como verduras, pescados, carnes y evita productos con azúcares agregados (comida preelaborada).

Referencias y links de estudios

[1] Prabhu HR. Lipid peroxidation in culinary oils subjected to thermal stress. Indian J Clin Biochem. 2000 Aug;15(1):1-5. doi: 10.1007/BF02873539. PubMed PMID: 23105229; PubMed Central PMCID: PMC3453543.

[2] Prabhu HR. Lipid peroxidation in culinary oils subjected to thermal stress. Indian J Clin Biochem. 2000 Aug;15(1):1-5. doi: 10.1007/BF02873539. PubMed PMID: 23105229; PubMed Central PMCID: PMC3453543.

[3] Gracey M, Burke V, Anderson CM. Medium chain triglycerides in paediatric practice. Arch Dis Child. 1970 Aug;45(242):445-52. Review. PubMed PMID: 4918706; PubMed Central PMCID: PMC1647651.

[4] Sutherland WH, de Jong SA, Walker RJ, Williams MJ, Murray Skeaff C, Duncan A, Harper M. Effect of meals rich in heated olive and safflower oils on oxidation of postprandial serum in healthy men. Atherosclerosis. 2002 Jan;160(1):195-203. PubMed PMID: 11755938.

[5] http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1106/1898-plw3-6y6h-8k22

[6] Prior IA, Davidson F, Salmond CE, Czochanska Z. Cholesterol, coconuts, and diet on Polynesian atolls: a natural experiment: the Pukapuka and Tokelau island studies. Am J Clin Nutr. 1981 Aug;34(8):1552-61. PubMed PMID: 7270479.

[7] Lindeberg S, Lundh B. Apparent absence of stroke and ischaemic heart disease
in a traditional Melanesian island: a clinical study in Kitava. J Intern Med.
1993 Mar;233(3):269-75. PubMed PMID: 8450295.